Los chicos que integran la plantilla del Alevín B, firmaron sus licencias federativas en un lugar conel que muchas veces habrán soñado, el vestuario del primer equipo en el Nuevo Colombino.