En el día de hoy le tocó el turno de los micrófonos para Alberto Quiles, el regreso del canterano fue deseado por todos y por supuesto por él mismo “estoy muy feliz de estar aquí, tenía muchas ganas de volver a casa. Cuando uno empieza de pequeño en un club siempre tiene la satisfacción de llegar al primer equipo y ahora lo he conseguido”.

El delantero onubense de 23 años ya ha recibido grandes muestras de afecto por redes sociales ante su llegada, gestos que le hacen “estar súper agradecido”. El jugador reflejó ante los medios su clara intención de regresar a la que es su casa “me quería quitar la espina de jugar en el Nuevo Colombino como local y ahora voy a poder hacerlo. Desde un principio quise venir aquí, desde el primer momento se lo dije a mi agente”.

Alberto es un polivalente delantero formado en los escalafones inferiores del club Decano, partió en juveniles hacia la cantera del Celta y tras madurar en Marbella, UCAM y Córdoba sabe que aunque juega en casa, no tiene nada asegurado “aquí no tengo el puesto ganado, ni mucho menos, nadie viene con el puesto hecho y habrá que ganárselo en los entrenamientos y trabajar como leones”.

Sabedor de la historia del Decano indica que “este club no merece jugar en Segunda B sino en categorías superiores”, aunque se muestra cauto ya que “la segunda B es larguísima y con partidos muy complicados”.

Galería de fotos por Pablo Sayago