Alberto Ródenas pasó por los micrófonos y cámaras de la prensa onubense para ser presentado como nuevo jugador albiazul, el joven de 19 años, llega cedido por el Atlético de Madrid definiéndose como un delantero “sobre todo rápido, que juega bien de espaldas, que llega bien al área y que trabajo mucho”.

El canterano del Elche destaca por su olfato goleador, tanto es así que se ha ganado el apodo de -El pistolero-, “fue un mote que me puso un compañero en mi etapa en el Elche y al final se me quedó”.

Impresionado por su llegada a un club como el Decano, el alicantino señala que “me tomo este reto como un pasito más adelante en mi carrera. Al final decidí venir aquí por el proyecto que había, el otro día viendo el partido contra el Don Benito me sorprendió mucho que viniera tanta gente y que apriete tanto. Tiene que ser bonito e increíble desde el campo sentir que tenemos tanto respaldo de la afición”.

Galería de fotos por Pablo Sayago: ver aquí.