Y Huelva lo volvió a hacer, en una tarde en el que el equipo y la afición fueron uno para llegar hasta la victoria. Y no fue fácil, ya que los nervios se palpaban en el ambiente. Tras un gran arranque del Decano en el que disfrutó de varias ocasiones para adelantarse por medio de Lazo y Gorka Santamaría, fueron los isleños los que tomaron el peso del juego y acumulando corners y llegadas sin demasiado peligro. Los recreativistas se lanzarían a la contra pero fueron frenados, el partido se volvería bronco y llegaría al descanso sin el resultado esperado.

La segunda parte llegaría con ocasiones para ambos equipos, Iván Malón con una buena incorporación llegó hasta el área y tras sortear a un rival disparó a pierna cambiada, fácil para el cancerbero. El San Fernando avisó con un peligroso cabezazo de Lolo Guerrero a centro de Pedro Ríos. Acto seguido llegaría el tanto del Decano, en una jugada de equipo, un balón para Gorka, acabó rebotado a Lazo que disparó frente a un bosque de piernas que finalmente desviaron la trayectoria y logrando el 1-0.

Los gaditanos se volcarían en busca del empate pero eso allanó el camino de los de Negredo, que usarían su velocidad a la contra para generar más peligro. Los visitantes seguían acumulando córners pero sin obtener premio, mientras, Lazo disfrutaba de su banda para sacar tajada, primero disparando fuera en jugada personal, luego poniendo en las botas de Monsalve un centro desde la izquierda, el defensa se encontró con Ramírez. El segundo de los onubenses llegaría de penalti, Iván Agudo fue derribado tras una gran contra lazada por Victor. Boris fue el encargado de anotar desde los 11 metros.

Tras el gol, llegaron 7 eternos minutos de prolongación, donde aún habría tiempo para que el San Fernando recortara distancias con otro penalti señalado y que materializó Pedro Ríos. Aún así, el partido finalizaría con victoria para el Decano en la que fue una final de las que quedan hasta final de liga.

Fotos: Pablo Sayago