La afición nunca falla, una vez más la respuesta de Huelva se hizo notar y el Nuevo Colombino se convirtió en el feudo inquebrantable que tanto necesita el equipo.

Partido difícil para los de César Negredo que lidiaron ante un filial cordobesista que no dejó de pelear por los puntos. El Decano tuvo un buen inicio en el que se buscó el tanto, merodeó el área rival en los primeros minutos, como jugada más destacada mencionar un disparo lejano de Traoré en el que Alberto tuvo que intervenir para evitar el gol. Tras eso, el conjunto califal fue ganando terreno y protagonismo, encerrando cada vez más a los onubenses pero fue entonces cuando los albiazules se adelantaron. Lazo con una gran carrera y centro al área provocó el despeje del defensa que casi se anota en propia meta de no ser por la intervención del portero, en el posterior saque del córner fue él mismo el que introdujo el balón en su arco con un mal despeje de puños.

Sin tiempo para la reacción, el Decano volvía a golpear con un nuevo tanto que abriría brecha en el marcador. De nuevo Lazo en jugada personal y con un duro disparo hizo intervenir al cancerbero cordobés que repelió el esférico, el rechace no lo desaprovecharía Gorka Santamaría que ponía tierra de por medio.

Los goles sentaron como un jarro de agua fría para los visitantes que no se repusieron hasta el inicio de la segunda parte, donde ganaron en posesión y volvieron a pisar área onubense. Peligroso fue el tiro de Andrés que controló un buen pase y disparó demasiado cruzado. El Recre en el último cuarto de partido ganó enteros, poblando el centro del cambio e introduciendo juventud y descaro en el once con la entrada de Víctor y Fernando. El filial cordobesista se desvanecería y volvieron a aparecer las ocasiones locales, Lazo intentó sin éxito un gol olímpico, también un buen centro de Víctor para el cabezazo de Sergio González casi acaba entrando pero el partido se consumía y se conseguía una victoria necesaria en la primera final de las que nos restan.

Fotos: Pablo Sayago