Poco premio para el Decano en un encuentro en el que sólo faltó marcar, un empate que es insuficiente para las necesidades del equipo pero que sirve para frenar la racha de derrotas y para mantener la ventaja sobre la zona baja de la tabla.

La primera parte fue dura y espesa, donde los extremeños crearon un entramado defensivo que costó romper. Los albiazules salieron predispuestos a dominar el esférico, de llegar tocando y por ello la alineación de Rafa de Vicente y Toni Robaina. Y aunque fue difícil, las ocasiones llegaron, Boris en el minuto 10 tuvo un mano a mano en el que Leandro sacó un pie milagroso que evitaba el gol de los nuestros. Iván Agudo en un contragolpe pudo también crear peligro pero su disparo se marchó desviado. Por su parte, los serones fueron creciéndose fruto del nerviosismo de los recreativistas. Lo intentaron a balón parado pero sin acierto, también al contragolpe, pero la defensa onubense anduvo seria durante todo el choque. Marc Martínez tuvo que intervenir al filo del descanso en un balón bombeado en el que caso remata el atacante extremeño, por suerte el cancerbero disipó el peligro y llegaría el descanso.

El intermedio sirvió para aclarar conceptos e imprimir una marcha más en el equipo, la segunda parte sería muy distinta, los recreativistas darían la impresión de peligro que no mostraron en los primeros 45 minutos. El ingreso en el campo de Núñez en el 53 fue fundamental para el cambio de actitud, con más garra, los de César Negredo robarían más cerca del área rival y  fruto de ello fue el primer acercamiento del extremo madrileño. También Iván Malón generaría con su subida peligro arriba, pero un desafortunado resbalón de Boris evitaría el disparo del 9.  En el 69, Rafa de Vicente lo intentaría con un duro disparo desde fuera del área, pero el acierto no estaría entre los nuestros. El Villanovense iría perdiendo presencia poco a poco y aunque las acciones albiazules no eran de gran peligro si se prodigaban cada vez más por área rival. Sergio González también tendría sus oportunidades aprovechando su altura en el balón parado pero sin llegar a obtener premio alguno.

En los minutos finales, el nerviosismo era para los visitantes, los de Negredo echarían el resto, Boris tendría la ocasión del partido, en una falta lanzada rápida, el centro de Malón llegaba para el ariete que disparó alto. También Lazo probaría suerte desde fuera del área pero el marcador tenia claro que no se movería en la mañana de hoy y llegaría el pitido final del colegiado con el consiguiente reparto de puntos.