Mañana desapacible en el Nuevo Colombino donde el mal tiempo fue un preludio de lo que finalmente el marcador reflejó. El Decano arrancó con buenas intenciones y dominando el juego pero dos despistes en la primera parte sentenciaron el partido.

Buenos minutos los del Decano al inicio del encuentro, los recreativistas tocaban en campo contrario y maduraban las jugadas para acabar en marco rival. José Carlos Lazo puso un balón al área para la cabeza de Gorka pero el delantero no llegó. Poco después Natalio recibía en el punto de penalti pero su disparo fue taponado por la defensa melillense, incluso en la misma jugada Mario Marín probó suerte desde la frontal pero el cuero se marchaba alto.

Pero la UD Melilla planteaba un partido con una defensa sólida y sorprendiendo en los metros finales. Un pase por delante de la zaga albiazul dejaba a Yacine ante Marc Martínez y el 9 norteafricano no perdería la ocasión para adelantar a los suyos. El gol trastocó los planes del equipo de César Negredo y en el minuto 28, los azulinos -hoy de negro- remataban el encuentro al aprovechar otro balón entre líneas y anotar Boateng en una buena jugada.

Malos minutos hasta el descanso para los nuestros, faltó sobrepasar la última línea rival y el paso por vestuarios sirvió para reordenar ideas y volver a la carga.

Los albiazules salieron decididos a empatar la contienda, un apabullante inicio enterró a los visitantes. Varias jugadas inquietaron a Dani Barrio, guardameta melillense que salvaría los muebles en más de una ocasión. Con la entrada de Boris y Rafa de Vicente, el equipo continuó su ofensiva. Lazo pegó al palo en una buena jugada, el rechace lo cazaría pero en su segundo intento mandaría el balón alto.
Iván Agudo también aprovechaba su desborde por banda para internarse en el área y probar suerte en más de una ocasión pero no habría suerte hoy. En el 60, Ale Zambrano mandó un buen balón para Boris que le ganaba la partida al defensa y chutaba cruzado, el guardameta atajaba en una nueva demostración de solvencia. El Recre lo siguió intentando y en el 64 Gorka apunto estuvo de anotar al aprovechar una indecisión de la defensa pero Dani Barrio de nuevo actuaría para apagar el fuego.

El partido fue bajando el ritmo ayudado también con el carrusel de cambios y aunque el Decano no cejaría en el empeño llegando a área rival, no aparecería la jugada clave para meterse en el partido, mientras los melillenses estirarían líneas aprovechando diversos contragolpes pero que no tendrían consecuencia.

Todavía Toni Robaina tendría una ocasión para anotar, mandando su disparo desde la frontal del área a la base del palo, pero una gran mano del cancerbero terminaría por esfumar las esperanzas de los recreativistas.

Destacar en los minutos previos al partido, el reconocimiento a Manuel Ortiz “Boby” por su trayectoria profesional siempre velando por el deporte onubense. El Club Decano le quiso invitar al palco y hacerle entrega de una camiseta firmada por la plantilla albiazul.
Fotos: Pablo Sayago