Victoria seria y madurada del Decano en tierras almerienses, los de César Negredo plantearon un partido sobrio en defensa y muy práctico, sabiendo manejar los tiempos, logrando adelantarse en el marcador y manteniendo la portería a cero.

El primer tiempo se caracterizó por la falta de dominio de ambos conjuntos, el partido equilibrado en cuanto a jugadas de peligro se iba balanceando de portería a portería pero sin grandes ocasiones. En el minuto 19 una jugada rompió esta dinámica y adelantó a los albiazules, Lazo desde banda derecha probaba suerte disparando bombeado hacia portería, el extremo se percató de la posición adelantada del guardameta y el esférico acabó entrando rozando el larguero cerca de la escuadra, imposible para Cristian.

El Decano se sentiría seguro de aquí en adelante, bien posicionados y jugando al contragolpe consiguieron crear peligro en varias ocasiones, Gorka junto a Natalio en un rapidísimo ataque pudieron desnivelar aún más la balanza pero el intento de cuchara del vasco se marchó desviado. Poco después y al borde del descanso, un centro desde la izquierda dejaba a Gorka en una posición clara cercana al punto de penalti, tras el control del ariete, los rivales se le echaron encima y no logró disparar en la que pudo haber sido la sentencia. Aún habría tiempo para una ocasión más, pero por parte de los locales, donde Marc Martínez estuvo providencial sacando una manopla que evitó el remate de un centro peligrosísimo, tras la actuación del cancerbero el cuero quedó muerto en el área pequeña y Jonathan Vila tuvo que intervenir para que el 0-1 siguiera intacto.

Nada más reanudarse el encuentro, los recreativistas gozaron de varias jugadas de peligro, Gorka Santamaría cayó en área rival tras el control de un balón largo, pero el colegiado no señalaría nada. Al poco después pudo haber ampliado la distancia en el electrónico, pero el tiro de José Carlos Lazo desde la frontal lo despejó el portero, el rechace fue a las botas de Natalio que tras regatear a varios rivales disparó eludiendo al guardameta pero un zaguero en línea de cal evitaba el tanto.

Tras este intenso inicio de la segunda parte, el partido entraría en una fase de continuas interrupciones, donde las faltas y las tarjetas serían la tónico habitual. Lo que en un principio beneficiaba a los intereses albiazules poco a poco se tornaría en posesión de los ejidenses que aún así se toparían con la solidez defensiva de los de Negredo, sumando a los jugadores que entraron frescos en el terreno de juego y los contraataques del Decano, el partido llegaba a un estado en el que todo podía pasar. En el 79, Javilillo sería expulsado tras un duro choque con Ale Zambrano y ahí acabaría el dominio local. La contienda acabaría con un último arreón celeste en el que colgarían balones al área en busca de materializar alguna jugada aislada. Los recreativistas por su parte no perdieron el rigor en defensa y llegaron a la conclusión del choque con la victoria en el bolsillo.