Llega la primera derrota de la era Ángel López, los recreativistas se vieron sorprendidos por el conjunto insular que lejos de ser un débil rival que atesoraba el farolillo rojo, se mostró como un equipo combativo el cual supo desnudar y hacer relucir los fallos de los onubenses en la tarde de hoy.

Los minutos iniciales sirvieron como toque de atención, ya que el filial amarillo salió al césped artificial Anexo al estadio Gran Canario con una intensidad que desarboló a la zaga albiazul. Fruto de ese trabajo llegó el primer tanto en el minuto 32 por medio de Expósito, que aprovechaba un rechace de Sergio González. Las Palmas Atlético merodeaba el área visitante y a base de insistencia logró el resquicio para batir a Marc Martínez que perdía su racha de imbatibilidad en la que llegó a sumar 505 minutos sin recibir ningún gol. El Decano, casi sin tiempo a digerir el tanto, recibía el segundo de la tarde en una gran jugada de velocidad y desborde de Benito, el cual cruzaba su disparo para colocar el 2-0 en el marcador. No fue hasta entonces cuando los recreativistas reaccionaron, adelantaron líneas pero no llegaron con suficiente peligro como para inquietar a Guanche.

Tras el paso por vestuarios, los de Ángel López subieron el pistón, intercalaron jugadas de peligro y presencia en campo rival con momentos de emergencia ya que el conjunto canario supo aprovechar sus cartas y atacaron con veloces contragolpes. José Carlos Lazo de los más activos, pudo sorprender por banda aunque le faltó apoyo en los metros finales. Lo intentó también Djak Traoré desde fuera del área pero sin éxito. Carlos Calvo, Domínguez y Víctor entraron para aumentar la pólvora albiazul pero seguía sin llegar las ocasiones claras. No fue hasta el 81 cuando el Decano pudo recortar distancias, el colegiado señaló penalti en un derribo a Sergio González y Boris anotó desde los once metros.

Aún habría tiempo para que el filial gran canario se quedara con uno menos tras la expulsión de Parras pero aunque los recreativistas no pararon de colgar balones y acumular hombres en área local, no supieron encontrar el camino del empate. De esta forma se llegó a la conclusión del partido sumando la primera derrota tras la positiva racha del mes de noviembre.  Queda un partido para cerrar este 2017, una nueva oportunidad en el Nuevo Colombino para acabar con buen sabor de boca este año.