Hace ahora 125 años, el 13 de agosto de 1892, los socios del Club Recreativo y el público onubense en general, pudieron acudir por primera vez a una instalación deportiva que, por tener una pista para carreras de velocípedos alrededor del terreno de juego, fue llamada desde el principio “El Velódromo”.

En la reunión de la directiva celebrada el 9 de diciembre de 1891, en su sede del Hotel Colón, el Club había tomado una decisión histórica y pionera, la de construir por primera vez en España un recinto deportivo diseñado y pensado para la práctica del fútbol (y también de otros sports habituales entre sus socios, como el cricket y el ciclismo).

Hasta ese momento, y desde varios años antes incluso de la fundación oficial del Club, los partidos de fútbol y de cricket se habían disputado en un terreno de marismas acolmatadas, frente a la Fábrica de Gas de la compañía escocesa The Huelva Gas Company, que dirigía el ingeniero Charles Adam (delante de la actual Plaza de Toros de la Merced).

La directiva del Club Decano, dada la inminente conmemoración en Huelva del IV Centenario del Descubrimiento de América, en la que todas las autoridades y fuerzas vivas de la ciudad estaban volcadas, y con la que el Recreativo se había comprometido a colaborar, organizando partidos y competiciones durante 1892, entendió que había que construir una instalación deportiva propia, tomando como modelo las que ya existían en  Gran Bretaña, para ajustarse a las dimensiones reglamentarias y proporcionar mayor comodidad al público previsto. A finales de enero se logró la cesión de unos terrenos, propiedad de la Rio Tinto Company, entre la Alameda Sundheim y las vías del tren, prácticamente enfrente de los chalets de William Alcock y Guillermo Sundheim, y del magnífico Hotel Colón, sede por entonces de las oficinas del Club y epicentro de los actos oficiales del IV Centenario del Descubrimiento de América.

Allí se construiría el Velódromo durante los primeros meses de 1892, bajo la supervisión de una subcomisión compuesta por el doctor Mackay y Charles Adam, y se inauguró el 13 de agosto, con un programa variado de pruebas deportivas. Los primeros partidos de fútbol se reservaron para la culminación de las fiestas conmemorativas, en el mes de octubre, cuando la familia real iba a visitar Huelva, ya que en aquellos tiempos era impensable, y más para los británicos no acostumbrados a las altas temperaturas, jugar al football en pleno verano andaluz.

125 años de la inauguración del primer estadio de fútbol de España, el que fuera hogar del Decano durante 65 años de la vida del Club.

Alejandro López Pérez