Un 6 de mayo de 1892 se publicaba por primera vez un esquema táctico en el fútbol español. Se cumplen justo hoy 125 años. Al día siguiente, el 7 de mayo, el Club Decano iba a disputar el que sería su último partido de fútbol en los terrenos situados frente a la Fábrica de Gas, en el Molino de la Vega, ya que por esas fechas ya se trabajaba, con la supervisión de una comisión del Club formada por Charles Adam y el Doctor Mackay, en la construcción del estadio del Velódromo, que se inauguraría tres meses después. El Club iba a recibir al equipo de Riotinto, contrincante habitual desde varios años antes. El periódico onubense La Provincia, en su edición del día 6, anuncia entonces la alineación del Recreativo para el día siguiente, situando los nombres de los jugadores en un gráfico que reproduce el esquema táctico del equipo de Huelva, algo que es la primera vez que aparece en la prensa española.

Esquema táctico publicado el 6 de mayo de 1892 (La Provincia. Hemeroteca AHM)

Esquema táctico publicado el 6 de mayo de 1892 (La Provincia. Hemeroteca AHM)

En dicho gráfico se aprecia la habitual disposición 2-3-5, que aunque hoy nos parezca arriesgada y descompensada, era la empleada por entonces en todos los equipos de las islas británicas y, por extensión, en los primeros equipos que empezaban a jugar al football en el resto del mundo. Se disponía siempre de dos zagueros (backs) por delante del portero (goalkeeper), tres centrocampistas (halfbacks) y cinco delanteros (forwards). Sorprendentemente, el periodista utiliza aquí la denominación española para cada línea, seguramente por un afán pedagógico, pero que no era lo habitual en aquellas primeras crónicas, plagadas de anglicismos.

En la alineación recreativista, junto a varios ingleses y escoceses que pertenecían al staff de la Riotinto Company en Huelva, aparecen otros jugadores sin relación laboral con la todopoderosa compañía minera. Así, el galés George Wakelin, que regentaba el English Restaurant, donde ambos equipos celebraban después el llamado “tercer tiempo”, guardaba la portería. En el centro del campo, aunque en sus inicios también jugara de portero, destacaba el onubense Alfonso Le Bourg, hijo del que fuera Director de la mina de Tharsis. En la línea delantera, otro pionero de Huelva, José García Almansa, intérprete, nacido en la Placeta, que ya había ejercido de capitán en algún partido anterior. Junto a él el irlandés William J. Alcock, propietario del pub The Albion, el galés Llew B. Birchall, agente comercial, y el inglés Benjamin T. Daniel, que años después se establecería en Valverde del Camino, impulsando también en dicha localidad andevaleña la creación de su club de fútbol.

Aquel partido fue muy disputado y lo ganó Riotinto por la mínima. Después, como era norma obligada, todos los componentes de ambos equipos fueron a celebrarlo al English Restaurant de Wakelin, en la actual Avenida de Italia.
Otros tiempos, otra mentalidad. Pero la pasión por este deporte ya había prendido en Huelva, como testimonia la prensa local de entonces, y poco a poco se iría extendiendo por el resto del territorio nacional. Una pasión que sigue en alza hoy día, mientras vivimos otro de los momentos más históricos y trascendentales del Club Decano.