Ganar un partido en el último minuto provoca emociones tan intensas que explican porqué el fútbol levanta pasiones en todo el planeta, y hace apenas unos días hemos podido vivir en Huelva esas emociones. Lograr un ascenso en el último momento, evitar un descenso, o remontar un partido que parecía imposible ganar solo unos minutos antes, genera una euforia colectiva que queda impresa en la memoria de los aficionados.

 

Aunque ha habido muchos momentos de júbilo, y también de enorme desazón por goles in extremis y remontadas a favor o en contra a lo largo de los 127 años de historia del Recreativo, hemos decidido traer aquí solo algunos ejemplos, unos por su trascendencia, y otros por ser más recientes, por lo que han podido ser vividos por muchos de los recreativistas de hoy en día.

 

En las primeras décadas de vida del Club, antes de que se impusiera el profesionalismo en los años veinte, el Recre no solía remontar ni ganar en el último minuto, ni tampoco le solían remontar otros equipos, pues su superioridad se mostraba habitualmente con claridad y se reflejaba en el marcador bastante antes del final de los partidos. Pero ante rivales de altura también hubo algún final amargo. El primer ejemplo destacable de remontada en contra se produjo allá por el 11 de abril de 1906, en el Hipódromo de la Castellana de Madrid, cuando, tras un buen partido de los onubenses sobre un terreno embarrado por la incesante lluvia, el Athletic de Bilbao neutralizó el gol inicial de Waterston y remontó a tres minutos del final para lograr el subcampeonato del Campeonato de España, relegando al Recreativo al tercer puesto.

 

Otro ejemplo de remontada en contra, pero de época mucho más reciente, fue la del Málaga CF en el regreso a Primera del Recreativo, el 1 de septiembre de 2002. Tras el esperanzador 2-0 inicial, con goles de Raúl Molina y Viqueira, Musampa se encargó de aguar la fiesta en las gradas con sus tres goles.

 

Una remontada, que hubiera sido épica y memorable en la historia del Decano, pero que no llegó a consumarse, se vivió en abril de 1931, coincidiendo con la proclamación de la II República. Era la eliminatoria definitiva que daba la única plaza de ascenso a Segunda División, y a ella llegaban, tras quedar campeones de sus grupos y superar otras eliminatorias, el Celta de Vigo y el Recre. En la ida, en Balaídos, una expulsión nada más empezar y cuatro penaltis en contra provocaron un resultado casi imposible de remontar (4-0). Al domingo siguiente en un Velódromo abarrotado se rozó la machada, pero el 3-0 final fue insuficiente y el ascenso fue para el Celta.

 

Momento de la eliminatoria entre el Celta y el Recre en Balaídos. Abril 1931. Revista Blanco y Negro.

 

Pasemos ahora a recordar brevemente otras remontadas de las últimas décadas que sí se consumaron, incluso con goles en el descuento, en algunos casos:

 

  • 23 de noviembre de 1985: Real Madrid Castilla 3 Recreativo 4, seguramente la más increíble, porque en el minuto 77 se perdía en el estadio Santiago Bernabeu por 3 a 0 y se remontó en 11 minutos con goles de Ramón (2), Alzugaray y Cepeda.
  • 31 de mayo de 1998: Recreativo 2 Español B 1. Remontada “pequeña” pero decisiva, porque se consiguió en la fase de ascenso a Segunda, y allanó el camino para regresar a la División de Plata de la mano de Joaquín Caparrós.

 

Citemos dos remontadas memorables en la  gran temporada 2001/02:

  • 17 de marzo de 2002: Recreativo 3 Extremadura 2, los goles de Raúl Molina (2) y Antoñito consiguieron contrarrestar el 0-2 del equipo visitante, en el que jugaban Poli, Edu Moya, Jesús Vázquez y Kiko.
  • 19 de mayo de 2002: Recreativo 2 Xerez 1, con los inolvidables goles de Soriano que voltearon el marcador para dar el primer ascenso del Recre en su estadio a Primera División.
  • 24 de noviembre de 2002: Recreativo 2 Racing 1, ya en Primera División, con goles de Raúl Molina en el 85’ y 92’.
  • la histórica noche del 5 de marzo de 2003: Osasuna 2 Recreativo 2, en la vuelta de semifinales de Copa del Rey. Goles de Xisco y Benítez en la segunda parte para alcanzar la final del Campeonato de España.
  • 27 de noviembre de 2005: en la temporada del ascenso con Marcelino, el Lleida se adelantó 0-2 en el Nuevo Colombino, pero el Recre remontó con un gol de Rosu y dos de Gastón Casas.
  • 5 de noviembre de 2006: los goles de Santi Cazorla y Mario, este ya en el 93’, propiciaron una justa victoria ante el Nastic, que se había adelantado en el primer tiempo.
  • Otra remontada épica en Pamplona el 3 de mayo de 2009: Osasuna 1 Recreativo 2, con goles de Ersen Martin en el 81’ y Morris en el 95’ para seguir vivos en Primera (aunque sería la última victoria del Recre en Primera División).
  • 27 de febrero de 2010: los goles de Pablo Sánchez en el 68’ y de Álvaro Antón en el 90’ le dieron la vuelta al marcador ante el Cádiz.
  • 19 de octubre de 2013: Recreativo 3 Lugo 3, con goles de Cifu, Arana y Antón en la segunda parte, tras el 0-3 de los gallegos.

 

A diferencia de las remontadas épicas, en las que el suspense y la emoción van creciendo durante muchos minutos, los goles decisivos en el tiempo de descuento provocan una súbita explosión de júbilo colectivo, sobre todo si deciden títulos, ascensos o descensos. Pero al igual que hemos hecho con las remontadas, repasamos en primer lugar los momentos amargos sufridos por tantos encajados por el Recreativo en el último suspiro de partidos decisivos.

 

El más doloroso fue el 6 de julio de 1969 en la eliminatoria definitiva para el ascenso a Segunda División ante el Onteniente. El Recreativo había perdido por la mínima en la ida en tierras valencianas, pero en el partido de vuelta en Huelva ganaba por 3 goles a 1 cuando se había rebasado el minuto 93 y la afición recreativista, que llenaba las gradas del Estadio municipal, celebraba ya el ascenso. Entonces se produjo una jugada sin aparente peligro, pero que finalizó con una vaselina de Portalés que superó a nuestro portero y aunque el defensa Díaz llegó a despejar, el balón dio en la parte inferior del larguero y botó dentro. Mazazo psicológico para todos. Hubo de jugarse un partido de desempate solo dos días después en Puertollano, con la moral del equipo hundida y los jugadores aun pensando en aquella última jugada, lo que aprovechó el Onteniente para ganar 2-1 y ascender a Segunda División.

 

Otros goles encajados en el últimos instantes se produjeron el 3 de febrero de 2001, cuando el Atlético de Madrid empató de lanzamiento de falta en el 90’, en un partido jugado todavía en el viejo Colombino, y que mereció ganar el Recre; o el 20 de mayo de 2007, gol de Roberto Carlos en el 91’ que supuso el 2-3 para el Real Madrid en el Nuevo Colombino y alejó la opción de terminar en puestos europeos. Y más recientemente, el gol del Real Jaén la temporada pasada (28 de febrero de 2016) que supuso un amargo empate a dos en la última jugada del partido.

 

Por el contrario el 17 de junio de 1972 se vivió un momento de júbilo que liberó toda la tensión acumulada en el recreativismo tras más de noventa minutos de angustia, ya que el Club Decano se jugaba permanecer en Tercera División o caer a categoría regional. Según contaban los presentes, en el mismo instante en que el árbitro iniciaba el gesto con sus brazos para dar por concluido el partido, el riotinteño Coradino de fuerte chut logró el 1-0 ante el Barbastro, que dejaba al Club en Tercera. Hasta el presidente Martín Berrocal sufrió una lipotimia y hubo de ser atendido.

 

Otros goles más recientes que resolvieron partidos importantes a favor del Recreativo en los últimos instantes, además de los que ya hemos mencionado en el apartado de las remontadas, fueron:

 

  • Los anotados en el descuento de dos partidos de la apasionante temporada 2001/02, que contribuyeron a lograr el ascenso a Primera División: el de Epitié, el 3 de marzo ante el Nastic de Tarragona, para deshacer el empate en el minuto 94’ y el de Galán, el 13 de abril, rematando de cabeza una falta ante el Eibar en el Nuevo Colombino en el 93’.
  • 27 de agosto de 2006: gol de Cazorla en el 92’ para empatar ante el Mallorca en el retorno a Primera División del Decano.
  • 24 de septiembre de 2006: Gol de Sinama Pongolle en el 93’ para dar la victoria al Recreativo en Anoeta (2-3).
  • 18 de mayo de 2008: Gol de Javi Guerrero en el último minuto del descuento del último partido de la temporada, para certificar la permanencia en Primera del Recreativo ante el Valladolid.

Y terminamos destacando, lógicamente, los dos más recientes que llevaron al éxtasis a la sufrida afición del Decano: el de Rubén Mesa el pasado 19 de marzo de 2016 para ganar 1-0 al Granada B, con 21.000 recreativistas llenando las gradas del Nuevo Colombino, y el de Miguelito el pasado domingo ante la Real Balompédica Linense, que dio unos puntos valiosísimos para la lucha por la permanencia que mantiene en la actualidad el Club Decano.

 

Departamento de Historia del Real Club Recreativo de Huelva SAD