Dura derrota en un partido en el que al conjunto de Juan Manuel Pavón le costó adaptarse. Llega así una derrota que corta la dinámica positiva en la que se encontraba el equipo tras conseguir 4 puntos de 6 posibles.
 
Salieron en tromba los vinícolas, con una fuerte presión que asfixió a los recreativistas en los minutos iniciales. Cuatro córners y un par de ocasiones claras para los locales en los primeros 15 minutos. A esto le continuó una buena respuesta de los de Pavón, donde se sacudieron la presión acumulando llegadas, lástima que en una jugada desafortunada, en un mal despeje de la zaga, el balón cayó a los pies del goleador Titi en el mismo punto de penalti, donde no dudó en fusilar a un Rubén Gálvez que poco pudo hacer.
 
Esto no desanimó a la parroquia onubense, que salió decidido a por el empate, sumando dos ocasiones claras en las que Iván Aguilar y Núñez no supieron definir ante buenos centros. El club Decano y Bien de Interés Cultural jugaba a la contra y aprovechaba su velocidad, pero el Jumilla creaba con facilidad peligro, y así, al borde del descanso, en una gran carrera de Titi, cruzó el campo recreativista desde la medular y batió a Rubén escorando el tiro.
 
Duro golpe al filo del descanso que hacía poner de manifiesto los problemas del Recre en una mala primera mitad. Sin embargo, los albiazules salieron concienciados en la reanudación, además de con caras nuevas. Entraban Fran Machado y Bonaque para suplir a Pape y a un lesionado Ubay Luzardo.
 
El paso por vestuarios sentó bien al Decano que durante 15 minutos asedió el marco rival. Las llegadas por banda eran contínuas y no se hizo esperar el gol de Antonio Domínguez. Era el minuto 49 cuando el puntaumbrieño empujaba a la red un gran centro de Núñez. Acto seguido, en el 55, Fran Machado tuvo en sus botas el empate, al rechace de un córner, chutó desde la frontal del área y bajo palos salvó la defensa jumillana. Hubo tiempo para una nueva ocasión de Domínguez, la cual el guardameta atajó, pero ése sería el principio del fin para los onubenses.
 
Los vinícolas despertaron, y a la contra Fran Moreno sentenció con el 3-1. Esto afectó al ánimo del equipo que no logró reencontrarse con sus buenos minutos y aunque Iván Aguilar estuvo cerca de marcar en el 73, no sería el Recreativo quien se llevaría el gato al agua. Sí lo hizo en el 81 el Jumilla, que terminaba por romper con las espereranzas de los nuestros. Al encuentro aún le quedaría algo de vida, ya que Iván Aguilar marcó un golazo, eso sí, intrascendente, pero que sirve para continuar con su racha goleadora. El 9 controló de espaldas, y a la media vuelta la clavó en el arco que defendía Jero.
 
Concluía así un partido en el que se tenían puestas muchas ilusiones para revertir la situación. Pero la grandeza del fútbol nos hace vivir una reválida cada 7 días, nos lleva de la tristeza a la alegría en poco tiempo. Vamos con la mentalidad de seguir luchando y volvernos a encontrar con el buen ambiente y los 3 puntos que logramos en el Nuevo Colombino, porque sabemos de la importancia de nuestra afición y del no desfallecer.
 
Así, nos vemos en nuestro feudo el próximo domingo a las 17:00h, la Balompédica Linense nos visita.
Fotos: Hispanidad Radio y FC Jumilla