Una centena de partidos con la casaca albiazul será los que cumpla este domingo Antonio Núñez. A sus 38 años recién cumplidos, el madrileño sigue dejando huella allá por donde pasa y en su estancia en Huelva, ha conseguido convertirse en uno de los símbolos del recreativismo en la historia más reciente.

Desde el Club Decano queremos hacerle este pequeño homenaje a su trayectoria y sobretodo a su compromiso con los recreativistas siendo capitán dentro y fuera del campo. Núñez va camino de convertirse en el eterno 7, y ya casi nadie recuerda esa “maldición” con el citado número.

Antonio, siempre rápido y trabajador, comenzó en los escalafones inferiores del Real Madrid, debutando en el primer equipo con gol ante el Villarreal un 2 de septiembre de 2003. La siguiente temporada la jugaría en Inglaterra con el Liverpool, consiguiendo una Champions League. Después 3 años en Vigo donde jugó la UEFA, uno en Murcia, dos en Chipre, dos en Huesca y uno en Coruña antes de fichar por el Decano.

Nunca ha estado falto de regularidad y partidos, pero no es hasta ahora cuando consigue llegar a la cifra de 100 partidos en un mismo club. Ha sido siempre un fijo en banda derecha y ahora hasta se atreve como ariete. El pasado 15 de enero marcó su undécimo gol en liga con nuestro escudo en el pecho, el primero de esta temporada y a los que hay que sumar los 5 tantos en cada una de su dos anteriores temporadas. Una faceta en la que también aquí ha sabido explotar, sin duda, una segunda juventud es la que disfruta el 7 del Decano.

Enhorabuena capitán y a seguir sumando