En estos momentos de escasa eficacia anotadora, que esperemos se empiece a corregir este mismo domingo en Melilla, queremos recordar que precisamente un domingo 27 de noviembre, pero de hace 56 años, se logró la mayor goleada en partido oficial de Liga del Recreativo en toda su historia. Aquel 27 de noviembre de 1960 la afición del Decano disfrutó de una espléndida tarde de goles, nada menos que 14-2 al Puerto Real. La temporada anterior el equipo onubense había descendido de Segunda a Tercera División (no había por entonces Segunda B) y el objetivo era volver de nuevo a la categoría perdida. Al descanso del partido ya se habían anotado nueve goles (8-1), y al final, como puede verse en una de las fotos que acompañaban a la crónica del diario Odiel (Hemeroteca de la Diputación de Huelva) se tuvo que añadir un número adicional al marcador del viejo Colombino para reflejar correctamente el resultado. Lo curioso es que a los 24 minutos del segundo tiempo ya se habían conseguido los 14 goles locales, y que el segundo tanto del Puerto Real también fue marcado, en propia puerta, por un jugador recreativista.

 

 

Sin embargo, la mayor goleada del Decano a lo largo de su dilatada historia no la consiguió en partido de Liga, aunque sí en una competición oficial, la Copa Primavera, que en los años cuarenta organizaba la Federación Española para alargar el calendario futbolístico, al terminar el campeonato liguero, que por entonces era de más corta duración al contar con menos equipos. El 16-0 al Cacereño conseguido el 3 de junio de 1945, con 8 tantos del delantero onubense Antonio Borrego, ostenta el record de mayor diferencia de goles a favor.

En partidos de Liga, y tras el 14-2 al Puerto Real ya reseñado, las victorias más abultadas del Club fueron un rotundo 10-0 al Sanluqueño en 1961, y a domicilio 1-10 al San Fernando en 1953, y 1-9 en Linares en 1946, curiosamente tres rivales con los que compite esta temporada el Decano (aunque no se trate ya de los mismos clubes). Todas ellas se lograron en Tercera División.

En Segunda B, la mayor goleada se consiguió a domicilio: 0-6 en el campo del CD Marino, en 1993. En Segunda División, 8-1 al San Fernando en 1962, y 7-0 a la Cultural Leonesa el 16 de febrero de 1975.

Lógicamente las mayores goleadas logradas en Primera División no han sido tan abultadas como en otras categorías, aunque la mayoría de los recreativistas recuerdan el 5-0 al Villarreal del 27 de abril de 2003 y el 2-5 en Riazor ante el Deportivo de La Coruña al final de la maravillosa temporada 2006-07.

En el Campeonato de España o Copa del Rey, el resultado más amplio a favor del Recreativo se logró en 1979, con un 8-0 al Africa Ceutí.

Repasando los muchos partidos amistosos del Decano a lo largo de su historia, es bastante frecuente encontrarse con tanteos elevados, sobre todo en la Copa Seamen’s, que desde 1904 disputaba el Club contra los marineros de los barcos británicos fondeados en el puerto de Huelva. En aquellos lejanos tiempos eran habituales marcadores favorables de 10-0, 11-0 y hasta 12-0, logrado en 1911, y en partidos amistosos con otros rivales, destaca un 15-0 al Sporting de Córdoba en 1931.

Por último, habría que resaltar también el tanteo global conseguido en una final de competición oficial. Tras la dura sanción que le impuso la Federación Andaluza a finales de 1931 por incidentes en el Velódromo, el Club pasó a competir las tres temporadas siguientes con los equipos extremeños en el llamado Campeonato del Oeste. Así, tras demostrar una gran superioridad en la fase regular de la competición, se disputó la final a doble partido para dirimir el título oficial de dicho Campeonato del Oeste en la temporada 1932-33, y en ella el Club se proclamó campeón tras vencer por un rotundo 0-6 en el campo del Sport Club de Badajoz y volver a imponerse siete días después, en el Velódromo, por 8-0.

 

Área de Historia del RC Recreativo de Huelva